miércoles, 20 de marzo de 2013

Irak ni olvido ni perdon: el magnicido contra Sadam Hussein no pudo arrebatarle el amor de su pueblo, hoy su memoria vive en el corazon de su pueblo


Estados Unidos de Amnesia', 10 años tras la invasión de Irak



El reciente atentado frente al Ministerio de Justicia en Bagdad, que se cobró más de 20 vidas y fue reivindicado por Al Qaeda, es solo uno de los episodio de violencia que azotan Irak en vísperas del décimo aniversario de la invasión estadounidense.

Aquella guerra, que costó cientos de miles de vidas, dejó un país en ruinas y rompió los destinos de muchas personas, no solo debido al efecto de los combates, sino también por las consecuencias de la campaña.


Ahora, cuando se cumplen 10 años de la invasión estadounidense de Irak, parece que la sociedad del país norteamericano prefiere olvidar el conflicto a sacar conclusiones. Quieren obviar a 200.000 iraquíes muertos y borrar de la memoria a más de 4.000 estadounidenses.


“La mayoría de los estadounidenses dice: 'Eso no sucedió'. A pesar de los 10 años de muerte y destrucción, opinan que hay que seguir adelante", contó un veterano de guerra.

Gastos militares y de reconstrucción

Lo mismo intenta hacer Irak: seguir adelante. Algo que resulta difícil para un país que perdió casi toda su infraestructura durante los años de la guerra. Washington se encargó de reducir a polvo esta nación, pero no de reconstruirla. 


“En 2003 George Bush hijo solicitó 20.000 millones de dólares para la reconstrucción de Irak. Pero Donald Rumsfeld y Paul Wolfowitz [entonces secretario y subsecretario de Defensa, respectivamente] respondieron que tal vez era demasiado, porque con su petróleo Irak podría reconstruir el país por sí mismo”, relató John Gannon, ex director adjunto de Inteligencia de la CIA. 


20.000 millones suponían demasiado dinero, según el ex jefe del Pentágono. Y, en cambio, una de las últimas investigaciones demuestra que EE.UU. ya ha gastado en suelo iraquí unos 2 billones de dólares. Y sigue gastando.

La impunidad de los responsables 

Pero las nuevas escuelas, hospitales o carreteras para los ciudadanos de Irak no se construyen con la misma rapidez con la que fueron destruidos. Y aquellos que orquestraron la operación hace 10 años continúan impunes. Una impunidad que puede que no sea el último de una serie de errores continuos. 


“Es cierto que responderán ante la Historia, pero el número de personas que cometen graves errores en alta política en EE.UU. no disminuye, sigue siendo muy elevado”, afirmó el coronel retirado Lawrence Wilkerson, ex jefe de personal del que fuera secretario de Estado durante la invasión, Colin Powell.



Ese es otro aspecto de la guerra: el precio político que pagó Washington. Y es que, según numerosos analistas, el daño que habría sufrido EE.UU. parece ser igual de destructivo para su imagen que el que causaron sus bombardeos sobre el suelo de Irak. 

Un eslabón de una cadena
EE.UU. vive esta efeméride no solo bajo las consecuencias de la guerra de Irak, sino también con algunas aventuras militares en el horizonte, tales como Corea del Norte e Irán


Cuando se observa el cada vez mayor apoyo mediático y político a una eventual guerra de Washington contra Teherán, surge el planteamiento de cómo se puede tropezar repetidamente con la misma piedra. 


Quizá Lawrence Wilkerson tenía razón cuando dijo aquello de que “Estados Unidos de América ya se ha convertido en Estados Unidos de Amnesia”.



Documentos secretos exponer enlace entre las empresas petroleras y la invasión de Irak

Los planes para explotar las reservas de petróleo de Irak fueron discutidos por los ministros del gobierno y el más grande del mundo, las compañías petroleras el año antes que Gran Bretaña tuvo un papel destacado en la invasión de Irak, los documentos del gobierno muestran.

Los documentos, revelados aquí por primera vez, plantean nuevos interrogantes sobre la participación británica en la guerra, que había dividido gabinete de Tony Blair y fue votada sólo después de que sus afirmaciones de que Saddam Hussein tenía armas de destrucción masiva.

El acta de una serie de reuniones entre los ministros y altos ejecutivos petroleros están en desacuerdo con las negaciones públicas de interés de las compañías petroleras y los gobiernos occidentales de la época.

Los documentos no fueron ofrecidos como prueba en la investigación en curso sobre Chilcot participación del Reino Unido en la guerra de Irak. En marzo de 2003, justo antes de que Gran Bretaña entró en guerra, Shell denunció informes de que había mantenido conversaciones con Downing Street sobre el petróleo iraquí como "muy inexacto". BP negó que tuviera algún "interés estratégico" en Irak, mientras que Tony Blair describió "la teoría de la conspiración petrolera" como "la más absurda".

Pero los documentos a partir de octubre y noviembre del año anterior pintar un cuadro muy diferente.

Cinco meses antes de la invasión de marzo de 2003, la Baronesa Symons, el Ministro de Comercio, dijo a BP que el Gobierno cree que las empresas británicas de energía se debe dar una parte de aceite enorme Iraq y las reservas de gas como una recompensa por el compromiso militar de Tony Blair a los planes estadounidenses de régimen cambiar.

Los documentos muestran que Symons Lady acordaron presionar a la administración Bush en nombre de BP debido a que el gigante petrolero temía que estaba siendo "bloqueado" de acuerdos que Washington estaba en silencio llamativo con EE.UU., los gobiernos francés y ruso y sus empresas energéticas.

Acta de una reunión con BP, Shell y BG (anteriormente British Gas) el 31 de octubre 2002 leer: "Baronesa Symons acordó que sería difícil de justificar las compañías británicas salen perdiendo en Irak de esa manera si el Reino Unido había sido un conspicuo del gobierno de EE.UU. a lo largo de la crisis ".

El ministro se comprometió a "informar a las empresas antes de Navidad" en sus esfuerzos de cabildeo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores invitó a BP en el 6 de noviembre de 2002 para hablar sobre las oportunidades en Irak "cambio de régimen" posterior. Su estado de minutos: "Irak es la perspectiva grandes petroleras BP está desesperado por llegar allí y ansioso de que acuerdos políticos no deberían negarles la oportunidad.".

Después de otra reunión, esta vez en octubre de 2002, director Medio del Foreign Office Oriente en ese momento, Edward Chaplin, señaló: "Shell y BP no podía permitirse el lujo de no tener una participación en [Iraq] por el bien de su futuro a largo plazo ... Estábamos decididos a obtener una porción justa de las acciones de las empresas del Reino Unido en un Irak post-Saddam ".

Mientras que BP insistía en público que no tenía "ningún interés estratégico" en Irak, en privado, dijo el Ministerio de Exteriores que Irak era "más importante que cualquier cosa que hayamos visto desde hace mucho tiempo".

BP estaba preocupado de que si Washington permitía contacto existente de TotalFinaElf con Saddam Hussein en reposo después de la invasión que haría que el conglomerado francés de la compañía mundial de petróleo. BP dijo que el Gobierno estaba dispuesto a tomar "grandes riesgos" para obtener una parte de las reservas iraquíes, la segunda más grande en el mundo.

Más de 1.000 documentos fueron obtenidos en virtud de la libertad de información en cinco años por el aceite activista Muttitt Greg. Ellos revelan que al menos cinco se celebraron reuniones entre los funcionarios, ministros y BP y Shell a fines de 2002.

Los contratos firmados por 20 años a raíz de la invasión fueron las más grandes en la historia de la industria petrolera. Ellos cubrieron la mitad de las reservas de Irak - 60 millones de barriles de petróleo, comprados por compañías como BP y CNPC (China National Petroleum Company), cuyo conjunto consorcio solo está para hacer £ 403m ($ 658m) Ganancia por año desde el campo de Rumaila en el sur de Irak.

La semana pasada, Irak aumentó su producción de crudo a su mayor nivel en casi una década, 2,7 millones de barriles diarios - visto como especialmente importante en estos momentos, dada la volatilidad regional y la pérdida de la producción libia. Muchos opositores de la guerra se sospecha que uno de los principales ambiciones de Washington en la invasión de Irak era asegurar una fuente barata y abundante de aceite.

Sr. Muttitt, cuyo libro leña al fuego se publicará la próxima semana, dijo: "Antes de la guerra, el Gobierno hizo todo lo posible para insistir que no tenía ningún interés en el petróleo de Irak Estos documentos aportan las pruebas que desmienten esas afirmaciones..

"Vemos que el petróleo era de hecho uno de los aspectos más importantes del Gobierno estratégicos, y secretamente en connivencia con las empresas petroleras para que tengan acceso a ese gran premio".

Señora Symons, de 59 años, tomó más adelante un puesto de asesor, con un banco de negocios del Reino Unido que sacó provecho de la posguerra de Irak contratos de reconstrucción. El mes pasado ella rompió enlaces como un asesor no remunerado Nacional de Libia a la Junta de Desarrollo Económico después de que el coronel Gadafi comenzó a disparar contra los manifestantes. Anoche, BP y Shell se negó a hacer comentarios.


No es por el petróleo? lo que dijeron antes de la invasión

* Memorándum del Foreign Office, 13 de noviembre de 2002, después de la reunión con BP: "Irak es la perspectiva de las grandes petroleras BP están desesperados por entrar ahí y ansioso de que acuerdos políticos no deberían negarles la oportunidad de competir en el potencial a largo plazo es enorme.. ... "


* Tony Blair, 6 de febrero de 2003: "Me dejaron de ocuparse de la cosa petróleo, porque ... la teoría de la conspiración del petróleo es de verdad una de las más absurdas cuando lo analizas El hecho es que, si el petróleo que Irak tiene fuera nuestro. preocupación, quiero decir que probablemente podría hacer un trato con Saddam mañana en relación con el petróleo. No es el aceite que tiene el problema, son las armas ... "

* BP, 12 de marzo de 2003: . "No tenemos ningún interés estratégico en Irak si el que llega al poder quiere publicar implicación occidental de la guerra, si hay una guerra, lo único que he dicho es que debe estar en un campo de juego nivelado. Ciertamente no estamos presionando para que la participación ".

* Lord Browne, jefe ejecutivo entonces-BP, 12 de marzo de 2003: ". No está en mi o BP opinión, una guerra por el petróleo de Irak es un importante productor, pero tiene que decidir qué hacer con su patrimonio y el petróleo".

* Shell, 12 de marzo de 2003, dijo que los informes que se habían discutido las oportunidades de aceite con Downing Street fueron "muy impreciso", y agregó: ". Hemos buscado ni asistido a reuniones con funcionarios del Gobierno del Reino Unido sobre el tema de Irak El sujeto tiene sólo surgido durante las conversaciones durante las reuniones normales que asisten de vez en cuando con los funcionarios ... Nunca hemos pedido "contratos". "

La herencia de la invasion a Irak 10 de genocidio y destrucción

Diez años hace en Iraq, civil libio es torturado hasta la muerte por soldados españoles


No hay comentarios:

Publicar un comentario

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...