viernes, 28 de diciembre de 2012

Libia martirizada y destruida. ¡Nuestra indignación será antiimperialista o no será!


EE.UU admite que puso Libia en manos de terroristas

Ria Novosti
  

Tras el derrocamiento de Muamar Gadafi hace un año, Libia prácticamente cayó en manos de grupos extremistas y la situación en este país norteafricano sufrió un grave deterioro, reconoció el coordinador de la lucha antiterrorista del Departamento de Estado de EEUU, Daniel Benjamin.

EEUU y otros países occidentales apoyaron a los terroristas "rebeldes" libios que en octubre de 2011 derrocaron y asesinaron al ex líder libio. Washington había admitido anteriormente que las revoluciones en la región provocaron un aumento del extremismo y la inestabilidad, aunque hasta el ataque contra el consulado estadounidense en Bengasi y el asesinato del embajador el pasado 11 de septiembre evitó hablar directamente del incremento de la amenaza terrorista en Libia .

“En Libia , la revolución creó condiciones y grandes oportunidades para las actividades de grupos extremistas. Lo comprobamos el 11 de septiembre, cuando murió el embajador Christopher Stevens y tres empleados del Departamento de Estado. El debilitamiento de las instituciones encargadas de velar por el orden público ha creado condiciones para el aumento del terrorismo”, declaró Benjamin.

La situación actual en Libia permite a los terroristas aprovechar los problemas propios de una transición, resumió el responsable de la lucha antiterrorista, quien presentó la víspera el último informe del Departamento de Estado sobre la amenaza terrorista en el mundo.

Como “otro ejemplo de este tipo”, el diplomático estadounidense señaló a Siria, país donde la oposición armada y apoyada por Occidente lucha contra el Gobierno. Integrantes de la célula iraquí de Al Qaeda que combaten en Siria en el lado rebelde intentan instalarse en el país a largo plazo, advirtió.

Las declaraciones de Benjamin se produjeron el mismo día en que la prense estadounidense tuvo acceso a la parte pública del informe de la comisión que investigó el ataque de Bengasi. Los autores del documento achacan a la falta de seguridad el trágico balance del atentado y acusan de ello al Departamento de Estado que había desatendido las peticiones de blindar sus misiones en Libia .

“En la oficina consular se registraba una escasez de personal de seguridad… El Departamento de Estado confió la protección de las dependencias del consulado a los organismos del orden locales, sin que se comprobara su eficacia… El Departamento de Estado desatendió las peticiones (de la embajada en Trípoli) de aumentar el personal de seguridad del consulado y de mejorar la infraestructura de seguridad”, sentencia el informe citado por la cadena Fox News.

Este jueves, el Senado de EEUU celebra una audiencia en la que comparecerán altos cargos del Departamento de Estado para informar sobre sus gestiones antes y después del ataque de Bengasi. Tal como se informó anteriormente, la titular de la entidad, Hillary Clinton, estará ausente en la audiencia debido a un virus intestinal que padece.

El Honor reconquistado de Muamar al Gadafi

Entre las ruinas de Sirte, destruida por completo por la banda fascista de la OTAN y EE.Uu, siguen los saqueos por parte de los criminales, financiados entre otros, por el régimen Español de los criminales de guerra, José Luís Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy.

Por Mario Maestri *)

Muammar Abu Minya al-Gaddafi Minyar cayó luchando en defensa de la independencia nacional de su país. Resistió, ciudad por ciudad, cuadra por cuadra, casa por casa, hasta que acorralado con sus compañeros y compañeras, fieras indomables, en los pocos metros de la tierra libre de Libia. Como se dijo, enfrentó hasta la muerte, irreductible, la coalición de las más poderosas naciones imperialistas occidentales.

Herido, fue arrestado, despreciado, detenido, torturado y moribundo, muerto. A su alrededor se desencadenaba una canalla armada y excitada que hacía semanas disfrutaba rapiñando, ejecutando, violando a la población de la ciudad heroica de Sirte, arrasada por su resistencia a la recolonización del país. Sirte, en la costa mediterránea, con más de 130 000 habitantes, es la sede de la universidad pública, destruida, y la terminal del impresionante río artificial que llevaba el agua fósil del desierto libio al pueblo libio y a la agricultura.

En las ciudades rebeldes pasado, encarnizados francotiradores, hombres y mujeres, jóvenes y viejos, fueron silenciados por la artillería pesada que demolió de los edificios en los que estaban. Carreteras, puertos, centrales eléctricas y telefónicas, cuarteles, escuelas, guarderías, hospitales, aeropuertos, estaciones de radio y televisión, la infraestructura del país construida durante las últimas cuatro décadas, fue arrasada por los seis meses de ataques aéreos, navales y de misiles – más de cincuenta mil bombas! – Responsables de una enorme parte de tal vez unas cincuenta mil muertes en una población de poco más de seis millones de habitantes.

La lúgubre paz de los cementerios reina finalmente en la Libia sometida.

Cuarenta y dos años después de la conquista de su independencia nacional, Libia vuelve al control neocolonial del imperialismo británico y francés, que compartieron la hegemonía sobre el país después de la Segunda Guerra Mundial, que puso fin al duro dominio colonial de la Italia fascista. Todo por supuesto, bajo la impasible supervisión de la hiena estadounidense.

En 1969, el joven coronel Muammar, 27 años, llegó del desierto para dirigir un golpe de los jóvenes militares por la independencia y la unidad de Libia, animados por las esperanzadoras pan-árabes de corte nacionalista y socialista. De este movimiento surgió un Estado laico, progresista y antiimperialista, que nacionalizó los bancos, grandes empresas y los recursos petroleros del país.

Cuarenta y tres años después, Gaddafi cae simbolizando los mismos ideales. Con su muerte expía dramática y tardíamente su irresponsable intento de acomodarse a las fuerzas del imperialismo, emprendido tras la victoria mundial de la contrarrevolución liberal.

Quien abraza el diablo nunca, dirige el baile! Fue el movimiento de privatizaciones, de “austeridad”, de apertura al capital mundial, de apoyo a las políticas imperialistas en África, etc. bajo los golpes de la crisis global, el responsable de la pérdida del consenso sical que realizó la más amplia y democrática distribución de los ingresos del petróleo en los países arábigo orientales.

Durante décadas, a diferencia de lo que pasó con los tunecinos, argelinos, egipcios, etc. nunca se vio en Europa un libio buscando un trabajo que ya tenía en su país. Al contrario el país terminó como destino de fuerte inmigración de trabajadores del África subsahariana negro, actualmente maltratados, torturados y ejecutados por miembros de las “fuerzas revolucionarias” creadas por el imperialismo, con la excusa de ser “mercenarios” de Gadafi.

La intervención en Libia no sólo trató de recuperar el control directo de las reservas de petróleo por el imperialismo británico, francés y americano. El objetivo también es dar un golpe mortal a la revolución democrática y popular del norte de África, mostrando capacidad de aplastar sin piedad cualquier movimiento de autonomía real. Con Libia recolonizada, prevé la construcción de la plataforma para la intervención regional, que sustituya al hoy convulso Egipto.

La operación también significó libio ganancias marginales, más allá del control del petróleo, en la disposición de la asfixiar la revolución democrática árabe popular, de construcción de la plataforma imperialista en la región.

Grandes segmentos de la izquierda en todo el mundo, sin excepción de grupos autodenominados “radicales”, se comprometieron en el apoyo de hecho a la intervención imperialista, defendiendo en grados diversos la propuesta de estar con el “movimiento revolucionario” libio y contra el imperialismo que lo creó y sustentó. Aplaudían las bombas que caían sobre el país asegurando que no apoyaban la intervención de la OTAN!

Para no alejarse de una opinión pública creada por los grandes medios mundiales saludaban a las fuerzas “revolucionarias libias” como si no fuesen meras criaturas de la intervención imperialista como se demostró claramente en los hechos. Los “revolucionarios” libios no avanzaban un metro en los combates sin el aterrador apoyo aéreo y terrestre de la OTAN. En no pocos casos, como también hizo Gadafi en los últimos tiempos, procuraban consciente o inconscientemente acomodarse a la bestia imperialista

*) Mario Maestri (De 63 años, Río Grande del Sur, es un profesor de la asignatura y el Programa de Posgrado en Historia de la FFU. maestri@via-rs.net)


España en Libia

Un testimonio crucial para comprender la verdad de lo que está ocurriendo en Libia fue dado por un alto cargo militar español en la cadena ser, el 3 de Septiembre de 2011.
Comentaba eufórico los éxitos en Libia...¿No iban a defender a los libios?...

Después de explicar todo lo que habían logrado se atrevió a decir con toda tranquilidad, "Aún quedan las tribus, que habrá que convencer política o militarmente"...¿Es que este señor no sabe que decir las tribus es decir todo el pueblo libio sin excepción?. Luego dijo "A Gadafi hay que capturarlo vivo o muerto". 

Desde mi ignorancia estas palabras me suenan a golpe de estado e invasión literalmente. 

Por otro lado y visto desde esta ley que creía que defendía a las personas, estas palabras parecen una inducción al crimen que desde mi ignorancia sería un delito del Código Penal.

Sin embargo, estas palabras son aceptadas como "normales", estos hechos no son penalizados y este señor puede hablar libremente ante los medios de comunicación, al mismo tiempo que está totalmente vetado mostrar la realidad de lo que está ocurriendo en libia.

Da mucho que pensar... Entre otras cosas está claro que España está mucho más involucrada en esta agresión a un país soberano LIBIA, de lo que nos dicen los medios.


Muamar el Gadafi: muerto el «perro» sobrevive la rabia

Por: Xurxo Martiz Crespo

Las imágenes, borrosas, dan cuenta de un cadaver que ellos, los «libertadores» dicen es el de Muamar el Gadafi. Llevaba muerto (en vida) hace mucho tiempo, desde que los europeos y estadounidenses le sembraron de armas el país y de opositores que nunca nadie antes había visto. 

Necesitaron un «empujoncito» para asesinar al que ellos llamaban «tirano» junto a sus hijos. Nos fueron aderezando su muerte con calificativos sobre su indumentaria. Nos hablaban de sus mansiones, él que vivía en un palacio bombardeado y recibía en una carpa… si por esas razones merecía morir… quién castigará a Cameron, Blair, Aznar, Obama, Zapatero, Sarkozy… 

Los medios disfrazaron los ataques hasta el último momento. Realmente no eran sobre objetivos militares sino contra todo lo que se moviese y sobre cualquier edifico que se mantuviese en pie. Las imágenes de Sirte, destruida totalmente, son prueba de ello. 

Cuando la OTAN decidió masacrar Libia Muamar el Gadafi era hombre muerto. Los árabes, ajenos al cinismo occidental, son blanco fácil para europeos y estadounideses; basta bautizarlos como sátrapas y responsabilizarlos de cualquier arma de destrucción masiva para quitarlos del medio. 

La injusticia internacional, la miseria del mundo bárbaro del Norte hizo que los que siempre han mandado y mentido lo sigan haciendo. Mientras Sarkozy conoce a su nueva hija… miles de libios lloraron a sus hijos y padres muertos. 

Al que mataron como un perro le sobrevivirá la rabia del indefenso y algún día tendrán que rendir cuentas todos aquellos que se autoproclaman «defensores de la libertad y del mundo civilizado». 

Que este vídeo no sólo sea fuente de indignación, sino, sobre todo, de reflexión acerca de cómo materializar nuestras responsabilidades antiimperialistas de primer orden al estar situados precisamente en el centro del campo imperialista occidental desde donde se están planificando y llevando a cabo estos crímenes. Los criminales se pasean impunemente por las "políticas nacionales" de nuestros países "avanzados".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...