lunes, 23 de abril de 2012

Así jugó la ONU en Libia, no le interesa la paz ni el desarrollo de Africa ¿hará lo mismo en Siria?


Así jugó la ONU en Libia, ¿hará lo mismo en Siria?

Por Alexander Mezyaev, Red Voltaire

La Misión de Apoyo de Naciones Unidas en Libia ha presentado las conclusiones de su primer informe. Alexander Mezyaev estima que dichas conclusiones demuestran que, lejos de favorecer la paz como debería hacerlo conforme a su propia Carta, la ONU se encuentra actualmente al servicio de la política destinada al rediseño del Gran Medio Oriente y del norte de África. En momentos en que los observadores de la ONU inician su misión en Siria, hay que mantener la vigilancia para garantizar que la ONU y su secretario general, Ban Ki-Moon, se pongan nuevamente al servicio del derecho internacional en vez de imponer los intereses de ciertas partes

El Consejo de Seguridad de la ONU ha presentado [1] sus conclusiones sobre la actividad de la Misión de Apoyo de Naciones Unidas en Libia (MANUL), por primera vez desde la creación de dicha misión, en septiembre de 2011. Lo que se presentó en esta ocasión fue un reporte del secretario general de la ONU destinado a convencer a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU de la necesidad de prolongar el trabajo de la misión. Así se hizo. El Consejo de Seguridad extendió por 12 meses más el trabajo de la MANUL y actualizó su mandato. Según el nuevo mandato, el objetivo de la Misión es ayudar el poder libio a definir las necesidades nacionales y las prioridades en todo el territorio libio, instaurar el respeto de la ley y de los derechos humanos, restaurar la seguridad ciudadana así como contribuir a la lucha contra la venta ilegal de todo tipo de armas y de todo tipo de equipamiento vinculado al armamento (se mencionó específicamente el caso de los lanzacohetes personales tierra-aire).

A pesar de los esfuerzos del secretario general de la ONU por dar la mejor apariencia posible a las acciones del nuevo poder en Libia, no fue posible soslayar por completo la realidad de los últimos acontecimientos sucedidos en ese país. El informe de Ban Ki-Moon contiene información sobre la actividad de fuerzas militares leales a la Yamahiria Árabe Libia que siguen oponiendo resistencia a los ocupantes OTAN-ONU y a sus colaboradores locales. La resistencia se desarrolla en las mayores ciudades del país, como Trípoli, Bani Walid, Kufra etc. [2]. En un esfuerzo por restar importancia a lo inquietante de la situación, el secretario general de la ONU presenta los golpes de la oposición como simples «altercados», y no es ese el único defecto de su informe que además de impedir la comprensión de la situación la hace incluso más confusa todavía.

Resulta que, además del nuevo poder instaurado en Libia y de los «partidarios del antiguo régimen», ahora aparece de la nada un tercer bando: unas llamadas «brigadas revolucionarias». ¿Quiénes son sus miembros? ¿Qué territorios controlan? ¿Quiénes las dirigen? El informe de Ban Ki-Moon no lo dice. Sin embargo, al leer el informe llegamos a comprender a qué se dedican esas brigadas: «las Brigadas Revolucionarias» garantizan los arrestos de personas sospechosas de complicidad con el régimen anterior, los interrogatorios en lugares desconocidos así como el control de los centros de detención conocidos. Practican la tortura y maltratan a los prisioneros, lo cual ha provocado la muerte de algunos de estos. Esos hechos se producen sobre todo en las ciudades de Trípoli, Misrata, Pintan y Garian [3].

A partir de ahí todo resulta más claro. El nuevo poder libio nada tiene que ver con el desorden. La culpa es de las llamadas «brigadas», cuya existencia está aún por comprobar. Sin embargo, se plantea una interrogante: Si esas «brigadas» consiguen sus armas en Trípoli, ¿cómo escapan entonces al control del «gobierno»?

También resulta bastante peculiar el informe del Representante Especial de la ONU Ian Martin. Mientras se hallaba en Libia, el señor Martin fue invitado a presentarse ante el Consejo de Seguridad precisamente para que ayudara a aclarar la situación. Martin también afirmó que existen ciertas «brigadas armadas». Quiénes son sus miembros y quién las dirige, son preguntas sin respuesta [4].

El representante de Libia ante la ONU, Abdel Rahman Shalgham, fue mucho más honesto al reconocer que «hay territorios que el gobierno no ha logrado controlar», en los que «no hay policía ni tribunales», y al agregar que, en su opinión, el nuevo poder no puede ser considerado responsable de lo que sucede en esos territorios. El problema es que, por alguna razón, el señor Shalgham no precisó dónde se encuentran esos territorios que escapan al control del «gobierno».

A la luz del derecho internacional, un poder establecido puede considerarse «gobierno» en el plano jurídico si controla todo el territorio de un país. Eso dicen los textos. En realidad, se considera, de forma no oficial, que el gobierno debe controlar al menos la mayor parte del país. Y no es ese el caso del Consejo Nacional de Transición. Es por ello que las instancias internacionales se ven obligadas a estar inventando informes prácticamente ridículos.

Los dirigentes de la «nueva Libia» saben que pueden perder el poder en un abrir y cerrar de ojos. Así que el representante de Libia dio la alarma en el Consejo de Seguridad: «Sabemos que ciertos ex líderes del régimen de Kadhafi están preparando un derrocamiento. Miembros de grupos armados han sido arrestados en los últimos días. Habían trazado un plan de sabotaje y explosiones de bombas en Trípoli. Los agentes de Kadhafi están enviando equipamiento a Libia para organizar actos de sabotaje» [5]. El señor Shalgham declaró que había enviado al Consejo de Seguridad y a la Corte Penal Internacional grabaciones telefónicas en las que el ex primer ministro libio Baghdadi Mahmudi (actualmente en Túnez) imparte personalmente instrucciones para la realización del sabotaje. Una semana después, el «primer ministro» libio Abdel Rahim Al-Kib hizo uso de la palabra ante el Consejo de Seguridad para suplicarle que anule el embargo sobre las entregas de armas a Libia.

¡Así que el «gobierno» se siente amenazado! En aras del salvar el actual régimen, el Consejo de Seguridad de la ONU anuló el embargo sobre las entregas de armas a Libia correspondiente al párrafo 14 de la resolución 1973, pero no anuló los párrafos 9 y 10 de la resolución 1970 (que contiene las modificaciones aportadas en la resolución 2009).

A pesar de todo, el pueblo sigue oponiéndose al nuevo régimen. Pero resulta que las «democracias occidentales», las mismas que se apoderaron de los recursos financieros de Libia, no se han dignado a responder a las súplicas de que devuelvan los fondos. La resolución solamente encargó al Comité de Sanciones la tarea de «enumerar las medidas que quedan estipuladas en las resoluciones 1970, 1973 y 2009», pero únicamente en relación con la Gestión de las Inversiones Libias y con la cartera africana de inversiones en Libia. La resolución emitió también la hipótesis de que el Comité pueda anular esas sanciones, pero solamente cuando «sea el momento oportuno» [6].

En este mismo instante, y bajo la protección de la misión de la ONU y de su jefe Ian Martin, está desarrollándose el traslado a Libia de los bandoleros de «la oposición» siria por parte de las fuerzas especiales. Dado que eso se ha hecho público [7], Ian Martin ha tratado de presentar los hechos como si no se tratara de combatientes sino de «refugiados» que huyen del régimen sanguinario de Bachar al-Assad. Cualquiera que sepa algo de geografía sabe que para «huir» de Siria hacia Libia hay que atravesar Jordania o Israel y, después, el territorio de Egipto. ¿Tanta distancia para ofrecer a estos refugiados el territorio «ideal»? ¡No parecen refugiados sino corredores de maratón! Y de nuevo nos dan una explicación totalmente absurda. Pero a nadie le interesa la autenticidad de tales explicaciones. Hace tiempo que las reuniones del Consejo de Seguridad de la ONU se han convertido en modelos de cinismo y de hipocresía, como un escenario que sirve para llevar la mentira al mundo entero y cuyo objetivo no es otro que lograr que la opinión pública respalde los más arteros y monstruosos crímenes.

El 9 de marzo, durante la reunión del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, se presentó oficialmente una investigación de la Comisión Internacional sobre las Violaciones de los Derechos Humanos en Libia. Su presidente, Philippe Kirsch (ex presidente de la Corte Penal Internacional) anunció que en Libia se han cometido tanto crímenes de lesa humanidad como crímenes de guerra. Agregó que se hace necesaria la realización de investigaciones complementarias sobre la acción de la OTAN en Libia y sobre las circunstancias de la muerte de Muammar el-Kadhafi y de su hijo Mutassim.

El representante de Rusia en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU subrayó la «falta de equilibrio» del informe de la comisión internacional. Se trata, claro está, de un enfoque diplomático. Las acciones militares de la OTAN contra Libia dieron margen a numerosos crímenes, lo cual constituye un hecho ampliamente documentado y de dominio público.

Podemos recordar, por ejemplo, los bombardeos de Zlitan, perpetrados el 9 de abril de 2011, que provocaron la muerte de más de 80 personas entre las que se hallaban 30 niños. También podemos citar los bombardeos contra el centro de televisión de Trípoli, en junio de 2011. Es extraño que el informe de la Comisión no mencione esos hechos, ni muchos otros (de gran envergadura), en los que numerosos pobladores resultaron muertos bajo las bombas de la OTAN.

Aunque el informe contiene un capítulo especial titulado «Muerte de Muammar el-Kadhafi y de su hijo Mutassim», las conclusiones de los juristas son extrañas. La Comisión afirma que, a pesar de sus reiterados pedidos, nunca recibió ningún informe de autopsia y sólo se le entregaron fotos del cuerpo que no permiten determinar las causas de la muerte. La Comisión concluye, dado lo anterior, que «es imposible calificar la muerte de Kadhafi de crimen de guerra» [8]. Los miembros de la Comisión –que se compone de conocidos juristas– adoptan así el papel de novatos de la jurisprudencia que nunca han visto imágenes filmadas de [la muerte de] Kadhafi ni pruebas de su asesinato. El hecho que Kadhafi fue asesinado cuando ya se había convertido en prisionero no parece tener la menor relevancia jurídica para estos experimentados juristas.

El estudio en marzo de la situación en Libia por parte del Consejo de Seguridad de la ONU así como los resultados de la Comisión Investigadora demuestran que se sigue convirtiendo Libia en una «zona oscura» de la política mundial, en algo que se sitúa entre la situación de Irak y la de Somalia, donde las armas pasan de mano en mano sin el menor control, donde se puede explotar impunemente los recursos petroleros del país y organizar campos de entrenamiento para los combatientes de las nuevas revoluciones. Hay algo, sin embargo, que no debemos olvidar. Mientras las fuerzas de oposición de la Yamahiria Libia se mantengan en pie, ese plan corre el riesgo de fracasar.


Libia: los bandidos revolucionarios y las Naciones Unidas

Alexander MEZYAEV - Cultura Estratégica

Por primera vez el Consejo de Seguridad vistos los resultados de la misión en Libia después de la operación que se estableció en septiembre del año pasado. El informe del Secretario General de las Naciones Unidas se presentó a la consideración del Consejo para convencer a sus miembros que la prolongación de las actividades de la Misión era necesaria. Eso es lo que se hizo. El Consejo de Seguridad tomó la decisión de extender el funcionamiento de la Misión por un período adicional de hasta 12 meses y se especifica un nuevo mandato. Como afirma la Misión es ayudar a las autoridades libias para definir necesidades y prioridades nacionales en todo el país, promover el imperio de la ley, vigilar y proteger los derechos humanos, para restablecer la seguridad pública, para combatir la proliferación ilegal de todo tipo de armas y material relacionado (disparados desde el hombro de la superficie-aire, misiles conocido como el Hombre de sistemas portátiles de defensa antiaérea son de especial interés).

No importa el informe del Secretario General tratado de presentar a las autoridades libias a la luz más positiva, un examen de los acontecimientos en Libia no se pudo evitar.

La nueva prohibición Ki-moon, informe contiene información sobre las acciones de combate de las fuerzas leales a la Jamahiriya Árabe Libia, que continúan la resistencia a la OTAN / ONU ocupantes y colaboradores locales. La resistencia lleva a cabo en las ciudades más grandes: Tripoli, Bani Walid, etc Corfú (1).

Tratando de suavizar la gravedad de la situación del Secretario General llama a las acciones de combate "escaramuzas", y no es el absurdo sólo en su informe que no aclara la comprensión de la situación, sino que lo hace más complicado.Por ejemplo, además de las nuevas autoridades libias "y partidarios del antiguo régimen", de repente, aparece un tercer actor - algunas "brigadas revolucionarias". ¿Quiénes son, qué áreas lo hacen el control, cuyo mando se encuentran bajo - el informe no dice una palabra al respecto. Sin embargo, el texto deja claro cuál es el nuevo actor que se necesita para: "las brigadas revolucionarias" seguir llevando a cabo detenciones de presuntos partidarios del antiguo régimen, y el interrogatorio, incluso en las ubicaciones descritas, así como para controlar los centros de detención conocidos ". Hay "graves actos de tortura y malos tratos perpetrados por las brigadas de la muerte bajo custodia, incluyendo, en particular en Trípoli, Misrata, Zintan, Gheryan". (2) Ahora todo se vuelve claro. Las autoridades libias nuevos no tienen nada que ver con eso, todo es culpa de algunos míticos "brigadas". Todavía otros cultivos pregunta: si los de las brigadas operan en Trípoli sí mismo, lo que hace el "gobierno" de control?

El representante especial de la ONU para Libia Ian Martin, llegó de Libia para tomar parte en la sesión del Consejo de Seguridad y de arrojar luz sobre lo que es la situación sobre el terreno. Su informe fue nada menos que un triste espectáculo. También sostuvo que había algunas "brigadas armadas", pero no está claro quiénes eran y bajo cuyo control se actúa. (3)

Representante Permanente de Libia a la Shalgam de la ONU era más abierta. Él le dijo directamente que había áreas en las que el gobierno no establecer el control. Sin presencia de la policía y los tribunales no hacen imposible que las nuevas autoridades a ser responsables de lo que estaba sucediendo allí. Pero de alguna manera Shalgam no hizo precisa qué partes del país, las áreas fuera del "gobierno" de control se encuentra in Según el derecho internacional las autoridades de constituir un gobierno legal en caso de que el control del territorio. Eso es de jure. Está tácitamente reconocido de facto que el gobierno debe controlar al menos la mayor parte del país. Es exactamente lo que le falta en el caso del Consejo Nacional de Transición. Por lo tanto, los representantes tienen que inventar informes más estúpidas.

Los "nuevos" de Libia las autoridades saben que sus jefes podrían rodar en un abrir y cerrar de ojos. Es por eso que la Libia representante de la ONU levantó la alarma. Dijo que se sabe que algunos ex dirigentes del régimen de Gadafi estaban tramando un golpe de Estado. "En los últimos días una serie de células armadas han sido detenidos. Ellos estaban conspirando para sabotear y bombardear Trípoli. Al-Gaddafi agentes están enviando fondos a Libia por actos de sabotaje ". (4) Shalgam dijo que había enviado al Consejo de Seguridad y las copias de la Corte Penal Internacional de la conversación telefónica grabada del ex primer ministro libio, Al-Baghdadi al-Mahmoudi (que ahora vive en Túnez) dar personalmente órdenes para poner en marcha actos de sabotaje. En una semana la actualidad de Libia "primer ministro", dirigido Abdel Rahim al-Kib el Consejo implorando a cancelar el embargo de armas contra Libia.

Que la tierra quema bajo los pies del "gobierno". Para guardar el actual régimen de la Seguridad de la ONU Consejo derogó el embargo de armas contra Libia suministros hechos efectivos por la cláusula 14 de la Resolución N 1973, pero las cláusulas 9 y 10 de la resolución 1970 (con modificaciones introducidas por la resolución 2009) se mantuvo en vigor. Sin embargo la resistencia del pueblo a las autoridades recién continúa. Pero el pedido de la Libia de devolver sus fondos captados por las "democracias occidentales" de alguna manera se quedó sin respuesta. La única solución "instrucciones" del Comité de Sanciones para supervisar de forma permanente las otras medidas introducidas por las resoluciones 1970, 1973 y 2009 que afecten únicamente a la Autoridad de Inversión Libia y Cartera de Inversiones Libia África. También se ha previsto una derogación plausible de las sanciones por el Comité, pero sólo cuando sea necesario. (5)
Hay un operativo especial para transferir el sirio "oposición" bandidos en Libia llevó a cabo bajo la cobertura de la Misión de las Naciones Unidas y su cabeza I. Martín.

Una vez que el hecho de que se conoce (6) I. Martín trató de hacer que se vea como que no era sino militantes "refugiados" que huyen del régimen de Bashar al Assad, con sangre. Pero para cualquiera que haya visto un mapa, está claro que se puede "escapar" de Siria a Libia sólo a través de Jordania e Israel y luego de cruzar Egipto. Y para superar todo esto que se le concedió asilo en la mayoría de los "sin problemas" país! Se parece a esas personas no son refugiados, sino más bien corredores de maratón. Como se puede ver que es otra historia tonta. Pero nadie se preocupa por la autenticidad de las explicaciones ofrecidas.

Desde hace mucho tiempo las sesiones del Consejo de Seguridad de la ONU se han convertido en ejemplos de cinismo e hipocresía, una etapa en todo el mundo para difundir mentiras para promover el apoyo de la opinión pública de los crímenes más sangrientos y la base.

El 9 de marzo en Ginebra la Comisión Internacional de Investigación sobre Libia presentó una denuncia formal en la reunión del Consejo de Derechos Humanos ". Su Presidente Kirsch (ex jefe de la Corte Penal Internacional) dijo que los crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra cometidos en Libia. Dijo que era necesario llevar a cabo una investigación adicional de la OTAN actividades en el país y de las circunstancias de Muammar Gaddafi y las muertes de su hijo Mutassim.

El representante de la ONU de Rusia Consejo de Derechos Humanos dijo que el informe "no suficientemente equilibrada". Es una interpretación sorprendentemente diplomático. Es un hecho bien conocido y documentado que los múltiples crímenes fueron cometidos como resultado de las operaciones de combate de la OTAN en Libia. Uno puede recordar el 9 de agosto de 2011 los bombardeos de Zlitan, que llevaron a la cifra de muertos a 80, incluidos 30 niños. O los ataques contra Trípoli centro de televisión en julio de 2011.Inexplicablemente estos y muchos otros eventos (el más significativo) de pérdidas de vidas humanas en las bombas de la OTAN ni siquiera se mencionan en el informe de la Comisión. No importa que el informe contiene una sección especial dedicada a la muerte de Muammar Gaddafi y su hijo Mutassim, los abogados parecen llegar a conclusiones extrañas. La Comisión insiste en que no importa que haya hecho muchas peticiones, no ha recibido informe de la autopsia, pero sólo imágenes del cuerpo, que no permiten determinar la causa de la muerte. Hizo posible la conclusión de que "la Comisión no ha podido confirmar la muerte de Muammar Gaddafi como un homicidio.". (7) miembros de la Comisión, los abogados prominentes, pretende ser novicios en asuntos legales que nunca han visto filmaciones de vídeo de Gadafi de ser humillado, ni el testimonio de sus asesinos. El hecho críticamente importante que un preso estaba en la miseria de la vida pasó a ser de ningún alcance jurídico de los abogados con experiencia.

El Consejo de Seguridad de las deliberaciones sobre la situación en Libia en marzo de este año y los resultados de la investigación llevada a cabo por la Comisión de las Naciones Unidas de Investigación sobre Libia testimonio de que un plan para convertir a Libia en una "zona gris" de la escena política mundial está en marcha. Los intentos se llevan a cabo para que sea una especie de simbiosis de Irak y Somalia, un lugar de no controlada "en expansión" de las armas, el bombeo de petróleo libre y militantes de la formación de nuevas revoluciones. Sin embargo, hasta la resistencia de las fuerzas de la Jamahiriya Libia no se ha roto este plan puede ser frustrado.

Alexander MEZYAEV - Cultura Estratégica
______________________________
(1) Referencia: Informe del Secretario General sobre la Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia, / / ​​doc: S/2012/129, 1 de marzo de 2012, el párrafo 09.12.
(2) Informe del Secretario General sobre la Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia, el párrafo 24.
(3) Referencia: informe de I. Martín en la sesión 6728 del Consejo de Seguridad de la ONU el 29 de febrero de 2012, / / ​​Documento de las Naciones Unidas S/PV.6728, p.3
(4) Referencia: representante de Libia en el informe de las Naciones Unidas Consejo de Seguridad de M. Shalkam en la sesión 6728 del Consejo de Seguridad de la ONU, 29 de febrero de 2012, / / ​​de las Naciones Unidas Documento: S/PV.6728, p.9-10.
(5) Referencia:. Seguridad de la ONU de la resolución N 2040 (2012), 12 de marzo de 2012, párrafo 9.
(6) Por ejemplo, el Sr. Vitaly I. Churkin, Representante Permanente de la Federación de Rusia ante las Naciones Unidas, dijo en la sesión del Consejo el 7 de marzo: "Hemos expresado preocupación por la proliferación incontrolada de armas libias en la región. Sin embargo, no es la única arma que se van al extranjero. Hay información de que hay un centro de formación especial para los sirios llamados revolucionarios en Libia apoyados por las autoridades. Sus cadetes están siendo enviados a Siria t atacar al gobierno legítimo. Eso es totalmente inaceptable por cualquier motivo legítimo ". (Referencia: Documento de las Naciones Unidas S/PV.6731, pág 8).
(7) Informe de la Comisión Internacional de Investigación sobre Libia, / / ​​Doc. ONU:. A/HRC/19/68. Para 33-34.



Balcanización de África: un plan maquiavélico "Made in West"

Freddy Monsa Iyaka Duku

La situación en Malí plantea una serie de preguntas. Como si acabara de salir de un largo sueño y se siente el miedo, las preocupaciones sobre el futuro de África, con todas estas similitudes preocupantes. República Democrática del Congo en Malí a través del Sudán, algunos no dudan en hablar de una nueva balcanización de África comenzó.

Balcanización: este es un concepto que plantea un debate interesante y caliente, a veces innecesario, según algunos. Por lo tanto, cuando se habla de los peligros que amenazan a la República Democrática del Congo, la balcanización sería uno de los objetivos de los patrocinadores de este vil complot. De lo contrario, no se puede explicar por qué los Kivus, donde el peligro pasa, la inseguridad se ha convertido en recurrente y que por más de una década, el poder de Kinshasa tienen dificultades para restablecer el orden y autoridad del Estado. 

Se menciona la existencia de las administraciones paralelas. Como una espina en el pie, la República Democrática del Congo oriental se ha convertido en el punto débil, una revista de la República. Pese a los llamamientos para una advertencia Congo débil, dividido, es un peligro para el conjunto de África, es la total indiferencia de la comunidad internacional. Lo mismo se barre un revés que la probabilidad con la que las iniciativas se multiplican para "ahogar" el despertar de la conciencia y de mitigar el ardor de los congoleños. Pero la verdad histórica es obstinada. Al igual que la gangrena, la "balcanización nueva de África" ​​está realmente funcionando. 

Hoy Malí se ve afectada en su parte norte. La misma excusa se ​​ejerce por los que se siente agraviado: que en la República Democrática del Congo con la Rwandophone minoría, tuaregs dicen que están "marginados, excluidos de la sociedad de Malí" . De ahí la creación del Movimiento Nacional para la Liberación de Azawar, MNLA. Hoy en día, los tuareg, apoyado por fuerzas externas, se levantaron en armas. A lo largo del norte de Malí está ocupado y el país está dividido en dos. Pero Corea del Norte es la parte más rica del país, con el descubrimiento de minerales, gas y un pasillo que conduce al tráfico de armas y drogas. En la capital, Bamako, es como si no ver el peligro que viene. Un grupo de soldados organizó un golpe de Estado y desestabilizar las instituciones democráticas. Sin embargo, 10 días después, la Junta se ve obligada balones sueltos restaurar el orden constitucional, pero no para sofocar la rebelión, por lo que había derrocado el poder legítimo.

La junta se lo manejó? Todo nos lleva a creer que ahora está claro que la Junta no tenía ninguna estrategia, ningún programa. En consecuencia, Malí se divide. Para recuperar su unidad, debemos recurrir a la fuerza, a largas sesiones de negociaciones. África y Malí se enfrenta a un hecho consumado. hecho consumado, este fue el caso de Sudán del Sur. Para poner fin a la guerra en Sudán, tuvo que reconocer el derecho a la libre determinación del pueblo. Sur de Sudán, que está lleno de aceite para que tanto el Sudán están luchando en las últimas semanas. 

Da ideas, y si aún no ha terminado, el "secesionista" del Norte de Malí ya "liberado" . Pero, sobre todo al Sudán dos países vecinos, en los Grandes Lagos de África, y con Malí, en términos de países de África occidental. puntos álgidos del continente la cuestión del Oriente República Democrática del Congo y el norte de Malí no es una noticia. Este es el futuro de un continente que se está reproduciendo en esos momentos. En esta conquista de las áreas económicas, muchos países africanos están siendo blanco de los "belicistas y pacifistas" . Ellos llevan más y más en el camino. Espera. En primer lugar, apuntan a su presa. En el caso de la República Democrática del Congo, Malí, Costa de Marfil, y probablemente ya en Nigeria. Luego se trabajará para encontrar "trampolines de los países" , al parecer, menos afortunados, tan fácilmente manipulables, antes de transformarse en los Estados polvorín se refiere. 

La República Democrática del Congo fue atacado por Ruanda, Burundi y Uganda, considerado como países menos ricos. Curiosamente, estos pasan a través de estos días, de "los Estados que se tengan" , cobrando un elevado crecimiento económico, mientras que la República Democrática del Congo, rica, se convirtió en un estado pobre, menos organizado, administrativamente debilitado militarmente, económicamente. La Costa Marfil ya no es el "líder" de África Occidental. Este país ha acusado reiteradamente a Burkina Faso de la desestabilización, donde todo está "conspirando" . 

Burkina Faso es ahora inevitable en el oeste de África hasta el peón maldita en Costa de Marfil, Senegal, en la regulación de las cuestiones subregionales.Molestar a las similitudes que no son más que comenzar una nueva balcanización de África. Mientras tanto, el silencio en la mayoría de los estados africanos.

En efecto, mientras que el RC está en llamas, gran parte de su territorio está bajo ocupación por fuerzas extranjeras y negativas, de África Central y los Grandes Lagos se han convertido en "ficticia grande" . Es como si el suelo estaba tan lejos. Más grave aún, algunos países vecinos, son cómplices de esta política de balcanización de ampliar su ámbito geográfico, con el fin de imponer su soberanía a la República Democrática del Congo. 
Ahora, hoy, el África occidental se ve afectada a través de Malí. Pronto será Nigeria. El riesgo es en el continente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...