domingo, 27 de noviembre de 2011

Libia y Egipto: un analisis y reconstruccion del poder popular antiimperialista y socialista. Gadafi lo advirtio que la invasion colonialista a libia haría fracasar la revolución Egipcia, cuyo pueblo hermano habria luchado para nada, solo cambiaría un corrupto por otro corupto....

La gran esperanza revolucionaria panárabe es Egipto


Es claro que los imperialistas al ocupar Libia querían (entre otros objetivos) presionar e intimidar al pueblo egipcio para que no culminase su revolución estableciendo un régimen democrático, independiente, antimperialista y panárabe que recuperase las banderas del presidente Nasser y de la Revoluciòn de julio de 1952. Los revolucionarios egipcios mas lúcidos ya fueron conscientes a comienzos del 2011 que un ataque contra Libia iba enfocado indirectamente contra la Revolución egipcia. Uno de ellos, el marxista egipcio Hossan El Hamalawy, declaraba el pasado mes de abril que un gobierno libio salido de una ocupación imperialista de Libia perjudicaría a la revolución egipcia. Es la situación actual. Los imperialistas no esperaban que tras aplastar a la Gran Yamahiriya árabe libia popular socialista, las masas populares iban a reemprender la revolución de comienzos de 2011.

 La esperanza del Pentágono y de Israel es el Mariscal Tantawi, el jefe de la inteligencia militar general Murad y Muafi y los otros altos generales del Consejo Supremo de las Fuerzas armadas. Pero esta esperanza está tambaleándose ante la firme determinación y fuerte resistencia de unas masas a las que no intimida ni el despliegue imperialista en Libia ni el fuego cerrado de la policía egipcia que se ha cobrado nuevamente miles de bajas entre muertos y heridos entre los patriotas.

En estos meses ùltimos las masas populares han ganado en organización y experiencia polìtica. Han surgido agrupaciones como la “Coalición de los jóvenes del 25 de enero” que agrupa a jóvenes de varios partidos y corrientes como los Hermanos Musulmanes, los nasseristas de Al Karama (el partido de la Dignidad), el viejo partido liberal Wafd, la izquierda de Tagammu y el Frente Democrático. Ha surgido una “Alianza Completar la Revolución” donde están la Alianza Popular Socialista, el Partido Socialista Egipcio, Egipto Libre y el Partido de la Liberación Egipcia. Ha surgido la “Coalición de los trabajadores del 25 de enero” con representantes de la amplia clase obrera. Se han creado nuevos partidos como el PS egipcio, el Partido Obrero Democrático (creado por los Socialistas Revolucionarios), la Alianza Popular Socialista (creada por Renovación Socialista, ex miembros de Tagammu, intelectuales y sindicalistas), el partido Corriente egipcia y muchos otros. Se han creado nuevos sindicatos combativos. Emerge una corriente de militares patriotas en torno al capitán desertor y amado por el pueblo Ahmed Shoman, fenómeno que inquieta mucho a la CIA a la que asustaría un nuevo Nasser que, recordemos, fue un dirigente militar.

Y las masas en su combate ya están consiguiendo nuevas victorias: ha caído el gobierno nombrado por los militares que han nombrado otro débil y anciano antiguo agente de Mubarak, Al Janzuri, que caerá pronto, se han dividido los Hermanos Musulmanes que estarían llamados a estabilizar un régimen burgués, se ha desprestigiado la cúpula militar y se profundiza la división del ejército, se radicaliza el odio antimperialista del pueblo tras la tragedia libia, el poder vuelve a temer al pueblo. El pasado 22 de noviembre 1 millón de manifestantes en la emblemática Plaza Tahrir y decenas de miles en Alejandría, Suez, Port said, Gharbiya, Fayum, Dametta y Minya. En otros días mas y mas personas se unen a las marchas y concentraciones. Quieren un régimen revolucionario y socialista como el de Libia. La lucha no ha terminado sino que se reanuda con fuerza.








Las ideas expansionistas e 

irrespetuosas del régimen iraní




El régimen iraní de los ayatollahs nacido de la Revolúción antimperialista de 1979 que liquidó el régimen criminal del Shah Reza Palevi agente de la CIA, es realmente enemigo del panarabismo, de las revoluciones árabes populares, de la unidad de los pueblos árabes y de toda acción que limite su voluntad expansionista. Este régimen no representa a la parte avanzada de la clase obrera, el campesinado o la pequeña burguesía patriota sino a una burguesía nacionalista deseosa de aumentar mercados y zonas de influencia en su zona cercana. 

Considera parte de su zona de influencia a los musulmanes chìies de Irak, Líbano y la península arábiga, el Tayikistán que habla una lengua cercana al farsi, algunas tribus afganas. Son objeto del ataque imperialista pero curiosamente coinciden en la práctica con el imperialismo en la lucha contra los nacionalistas árabes particularmente en Irak y Libia aunque son aliados de vieja data con el régimen baasista sirio. Sostienen fuertemente al Hezbollah libanés, partido religioso hostil al nacionalismo árabe que representa a gran parte de la comunidad musulmana chiita libanesa. Para justificar sus posiciones en política exterior expresan posiciones que rayan el absurdo. El general en jefe de la unidad especial de la Guardia revolucionaria iraní Qassen Soleimani declara a los imperialistas occidentales:”Ustedes que abrazaban a Gadafi por su petróleo sepan hoy que Libia, Yemen, Bahrein son otro Irán, hostiles a EEUU y a Occidente”. 

Este señor intenta justificar el apoyo que han dado a las ratas contrarrevolucionarias libias que en realidad han sido simples marionetas de los occidentales. El “hojatoleslam” iraní Kazem Sedighi ha declarado no hace mucho que se produce un “despertar islámico en los países de Medio Oriente y África del Norte…el mundo del islám deberá transformarse en un polo importante y un nuevo mundo vendrá a la luz de la igualdad islámica”. Realmente este régimen al aumentar la división entre musulmanes suníes y chiies dificulta la creación de un frente antiimperialista árabe unido. Sobre la base del integrismo musulmán suní tipo salafista o wahabí o chii tipo iraní nunca se producirá una alianza antiimperialista árabe. 

Los pueblos árabes tienen que buscar en las ideas revolucionarias panárabes nacionalistas y progresistas la base ideológica de esta unidad que debe ser amplia e integrar a los islamistas sinceramente antiimperialistas. Los árabes y los persas deben unirse en la lucha antiimperialista pero desde el respeto mutuo entre dos culturas vecinas pero diferentes.


Paquistán ordena desalojo de base aérea clave de EEUU tras matanza cometida por la OTAN


El gobierno paquistaní, expresando su profunda indignación y la del pueblo, ha tomado dos medidas de represalia inmediata en respuesta al ataque lanzado por helicópteros de la OTAN contra un puesto militar paquistaní en la frontera con Afganistán que ha costado la vida a 24 soldados y oficiales de este país así como 13 heridos. En primer lugar Paquistán corta las líneas de suministro para las fuerzas de la OTAN que ocupan militarmente Afganistán. En segundo lugar ordena a EEUU que desaloje en 15 días la base aérea clave situada en la provincia de Beluchistán desde la que controlan el cielo aéreo paquistaní y afgano y amenazan a Irán y China. 

La resistencia de Siria e Irán, los combates en Afganistán y la firme respuesta de Paquistán además de la movilización militar de Rusia en el Mediterráneo y las protestas en Egipto están creando un escenario difícil para el Pentágono que aún cuenta con abundantes recursos militares en esa parte del Mundo como para desencadenar una guerra nuclear mundial. Fuentehttp://spanish.peopledaily.com.cn/31618/7657352.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...